Saltear al contenido principal

No me gusta ponerme fronteras en tema de boda. Bueno, en ningún tema a decir verdad. De ningún tipo. Y todavía menos si al cruzar una frontera te encuentras con lugares como Donostia. O San Sebastián. O la Bella Easo. Hay que ver la de nombres que puede llegar a tener una ciudad. Pues hasta allí me desplacé. Con Amaia Atenea e Iñaki. Todo el dia fue perfecto. El ambiente, el entorno, el clima, los novios, las familias, los amigos… Pero ¿y los chuletones? Madre mia los chuletones. Espectacular se queda corto. Si, he dicho bien. Chuletones. Hay dias que no se olvidan…